El tiroteo se produjo este martes por la madrugada y sólo se registraron daños materiales. Dejaron una amenaza por escrito.


Sumado al flojo presente futbolístico del equipo, la vida institucional de Newell’s sufrió este martes un nuevo cimbronazo a partir de un ataque a balazos contra el local de uno de los dirigentes que están al frente del club del Parque de la Independencia.

El tiroteo se produjo alrededor de la una de la mañana en la casa de repuestos ubicada sobre Mitre y La Paz, horas después de la derrota de la Lepra como local a manos de Atlético Tucumán en el Coloso. En principio no hubo personas lesionadas e incluso el local funcionaba normalmente al mediodía.

En el interior se encontraban los hermanos de Juan José Concina, directivo de la entidad rojinegra y uno de los titulares del emprendimiento familiar.

Juan José Concina presentó en Newell’s al delantero Mauro Guevgeozián. (@canoboficial)

Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) se hizo presente en la escena del hecho en horas de la mañana de este martes donde se constataron disparos de arma de fuego en la fachada de local de venta de repuestos.

Puntualmente se constataron 11 impactos, se recabaron vainas 9mm enviadas a peritar, y, como si fuera poco, se halló una nota con una mensaje amenazante escrita con computadora, cuyo contenido en principio Fiscalía prefirió no revelar.

El comerciante de 50 años ya había ido a radicar la denuncia correspondiente por la balacera ocurrida en el barrio del Abasto, aunque inicialmente no trascendió el posible móvil del episodio.

El año pasado, el club decidió intervenir como querellante para esclarecer atentados similares que tuvieron como víctimas al vicepresidente Cristian D’Amico y a Claudio Martínez, antecesor del actual secretario.

Tras el episodio de esta madrugada, se realizó levantamiento de rastros y se solicitó toma de testimonios a los titulares del local y relevamiento de cámaras en la zona.




Comentarios