Más tarde, Walter Jure, otro de los condenados, pidió seguir la audiencia que se celebró sin sobresaltos.


Ezequiel “Monchi” Cantero fue uno de los pocos telespectadores que tuvo la segunda jornada de las audiencias de apelación de las condenas contra Los Monos, la cual se desarrolló con normalidad. Sin embargo la misma se vio interrumpida por el pedido de otro de los detenidos de escuchar las exposiciones.

Monchi siguió la audiencia por videoconferencia, algo que también solicitó Walter Daniel Jure, condenado a cinco años de prisión por asociación ilícita, y procesado por la Justicia Federal por liderar una banda que intentó ingresar 53 kilos de cocaína a Rosario.

En primer término, a Jure lo habían trasladado a la cárcel de Coronda porque había manifestado no querer escuchar la audiencia, pero parece que luego cambió de opinión, entonces se dispuso su traslado a la Unidad 3 para que pueda presenciarla.

Por esta razón se pasó a un cuarto intermedio y se retomó la actividad por la tarde, cuando los abogados defensores aprovecharon para cuestionar la imputación sobre asociación ilícita que pesa sobre sus defendidos.

El mismo temario se desarrollará el jueves, desde las 9, y en principio otra vez con Monchi y Jure como espectadores.




Comentarios