Las imágenes fueron registradas con la cámara del casco de uno de los agentes que intervino en el siniestro.


El último sábado, un colectivo de la línea 140 quedó destrozado luego de un incendio que se desató mientras el vehículo circulaba por barrio Echesortu como parte de su recorrido habitual. Dos días después, los bomberos mostraron en primera persona cómo fue el operativo para combatir el fuego.

El material que dio a conocer el Ministerio de Seguridad de Santa Fe fue capturado por la cámara que llevaba en el casco uno de los uniformados que acudió al llamado de urgencia en 3 de Febrero y Avellaneda, donde las llamas rápidamente consumieron la parte interior del coche y los cristales también estallaron.

El montaje que dura casi 80 segundos permite apreciar de cerca la magnitud del siniestro que sorprendió a los vecinos del predio donde funciona el Hospital Carrasco y el Instituto Médico Legal (IML). La densa columna de humo negro que se podía apreciar a pocos metros de la panadería ubicada en la esquina recién se despejó cuando la unidad ya estaba más allá de cualquier tipo de reparación.

Según informaron las fuerzas de seguridad provinciales, el tránsito estuvo cortado durante el despliegue de la Brigada de Bomberos Zapadores y tanto el conductor como el pasajero que iba a bordo resultaron ilesos.




Comentarios