Así lo determinaron las primeras pericias. Una pareja y sus dos hijos perdieron la vida al inhalar monóxido de carbono. 


La trágica muerte de una pareja y sus dos hijos en un departamento del centro rosarino no se produjo por un escape de gas, como se pensaba en un primer momento, sino por una mala colocación del calefón y una deficiente ventilación.

Así lo determinó el fiscal de Homicidios Culposos, Donato Trotta, a partir de los primeros análisis realizados en el departamento de Italia 1433. Según su relevamiento y el de los peritos, el calefón realizaba una mala combustión, y la salida de aire no era la adecuada.

Concretamente, se descubrió que la ventilación era horizontal y en vez de sacar el aire viciado, lo introducía. “Se encontraron las entradas de aire de la vivienda obstruidas, lo que impedía la normal circulación de oxígeno”, sumó el Ministerio Público de Acusación (MPA).

Murió una familia por inhalación de monóxido de carbono

Es por eso que se ordenó la investigación de las obstrucciones, y se solicitó una pericia investigativa sobre la posible conexión irregular de gas entre el calefón y el purificador de aire.

Un llamado al 911 alertó sobre la situación alrededor de la 1.30 de la madrugada, aunque la última conexión de WhatsApp de uno de los integrantes de la familia quedó registrada a las 23 del viernes.

Las víctimas fueron identificadas como Sergio Raúl Villamea de 56 años, Karina Duvnjak de 49 años, y sus hijos Ignacio de 11 y Renata de 5. Además, falleció la mascota que tenían, un perro de grandes dimensiones.

Se enviaron los cuerpos al Instituto Médico Legal (IML). Intervino en el caso junto al fiscal Trotta el Gabinete Criminalistico de PDI, a quien se ordenó realizar pericias fotográficas, croquis, toma de testimonios de vecinos. También trabajaron Bomberos Voluntarios y personal de la comisaría 2°.

(Fotografías: El Ciudadano)





Comentarios