El ilícito se registró en Santo Tomé y fue su intendenta quien radicó la denuncia.


Un empleado de la Municipalidad de Santo Tomé fue imputado tras la denuncia de la intendenta, Daniela Qüesta, por el robo de 800 mil pesos.

Se trata de un joven de 30 años cuyas iniciales son J.A.M., quien fue acusado de llevarse de las arcas del Ejecutivo a los largo de dos años un importante botín.

Este hombre, que durante la mañana trabajaba en oficinas administrativas y por la tarde atendía la caja del municipio, habría sustraído de manera sistemática, pequeñas cantidades de dinero a través del manejo de cheques, notas de crédito y tickets por el pago de impuestos.

Se estima que el monto asciende a los 800 mil pesos. Así, lo informó Leandro Lazzarini, fiscal que interviene en la causa, a través del móvil de LT10.

La denuncia fue radicada por la intendenta de Santo Tomé y la investigación está a cargo de la Unidad de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación.






Comentarios