La Fiscalía lo acusó de amenazas coactivas agravadas por el anonimato y el uso de arma de fuego y por atentar contra un funcionario público.


Mientras avanzan los preparativos para imputar a Ariel Máximo “Guille” Cantero como autor intelectual de los primeros ataques a balazos atribuidos a “Los Monos”, la Justicia rosarina evaluó la situación de uno de los dos detenidos en relación a la saga de balaceras que comenzó a fines de mayo.

La Unidad Fiscal de Delitos Económicos y Complejos lo imputó a Brian Flores, de 22 años, por el delito de amenazas coactivas agravadas por el anonimato, por el uso de arma de fuego, atentar contra un funcionario público en concurso real con portación ilegítima de arma de fuego.

La Fiscalía indicó que el muchacho a bordo de una motocicleta junto a otra persona no identificada realizaron seis detonaciones hacia una casa en la que vivió el juez Ismael Manfrin, presidente del tribunal que condenó a “Los Monos”, para luego darse a la fuga.

Calle cortada en Montevideo y Sarmiento tras ataque a balazos.

El juez de primera Instancia Hernán Postma aceptó la calificación legal presentada por la Fiscalía y dictó prisión preventiva por el plazo de ley.

Mediante medidas investigativas, los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) determinaron que el hostigamiento hacia el magisterio fue un trabajo encargado por Cantero desde la cárcel de Piñero, días antes de ser trasladado a un penal federal.

Flores fue detenido el 7 de agosto en su domicilio de calle Medina al 4300 a raíz de los allanamientos realizados en el marco de la investigación.

En este mismo operativo llevado a cabo por fuerzas federales y provinciales fue arrestado en Vera Mujica al 3100 Ángel Alberto A., a quien le secuestraron una pistola Bersa calibre 380.

Mientras tanto, el Juzgado de Menores 3 se encarga de la declaración indagatoria de un chico de 17 años implicado en los tiroteos.






Comentarios