La dirigente radical se refirió a mensajes intimidatorios que también involucraban a sus hijos.


La concejala María Eugenia Schmuck advirtió este lunes que tanto ella como su familia sufrieron nuevas amenazas atribuidas a taxistas por las agresiones vinculadas a la operatoria en la parada de la Terminal de Ómnibus. Al mismo tiempo, un conductor fue imputado por uno de esos episodios en sede judicial y se le prohibió acercarse a la víctima.

Los responsabilizaré por cualquier hecho de violencia que me ocurra a mí o a mis seres queridos y voy a ir a fondo hasta que se condene a los responsables”, expresó a través de Twitter la edila, anticipando así que recurrirá nuevamente al Ministerio Público de la Acusación (MPA) para investigar una serie de “mensajes intimidatorios” que incluso se referían a la actividad de sus hijos.

La representante de la Unión Cívica Radical (UCR) conectó esas advertencias con otros episodios ocurridos en su casa en los últimos 15 días y los vinculó a su vez con los hechos violentos registrados en la zona de la estación Mariano Moreno.

Por otra parte, la Justicia rosarina avanzó sobre una de las causas que se abrió en relación a dicha saga y aceptó la acusación formal por amenazas coactivas de un taxista hacia un colega que fue golpeado en la zona de Cafferata y Córdoba. Mauro Jesús P. fue imputado en libertad por la fiscal Juliana González y se le ordenó presentarse en forma mensual ante las autoridades además de evitar contacto con la persona agredida.






Comentarios