El accionar de Pablo fue clave para evitar una tragedia. Su heroico rescate quedó grabado y se hizo viral.


Sin tomar dimensión de las repercusiones que alcanzó su accionar, Pablo Grana, un hombre que vive con sus hijos en el octavo piso de Pellegrini al 1300, nunca pensó que iba a terminar desafiando sus mayores miedos. Es que si bien sufre de vértigo, terminó saltando de un balcón a otro para evitar que Franco, un niño de 6 años, cayera al vacío.

La historia del niño se hizo viral este domingo cuando un vecino del edificio de enfrente grabó con su celular el momento exacto del rescate y lo subió a las redes. En el video observa claramente cuando Pablo acude en auxilio del menor.

Pablo no dudó en saltar de balcón en balcón para salvarle la vida a Franco, un niño de 6 años. (Pablo Grana)

El hombre pasa sin dudarlo un segundo entre los balcones y en algunos casos se expuso a una caída directa. “Me llevó un tiempo darme cuenta qué pasaba. Escuchaba gritos y me asomé pensando que en en la vereda se había producido un robo. Al rato advertí que el nene colgaba de la baranda y un vecino desde abajo le sostenía las piernas“, relató Pablo en contacto con Vía Rosario.

En ése instante supe que si yo no ayudaba las personas que los sostenían desde arriba no iban a poder incorporarlo otra vez a un lugar a salvo”, mencionó Grana. “Le grité a mi mujer para que agarrara a mis hijos pequeños para que no me siguieran y emprendí el camino entre los balcones para llegar hasta donde estaba Franco”, agregó.

Según el testimonio del “nuevo héroe”, hubo momento en que “estuve expuesto con todo mi cuerpo a la calle” ya que tuvo que atravesar enrejados completos.

Por una travesura, Franco estuvo muy cerca de caer la va´cio. (Facebook)

Una vez en el balcón desde donde colgaba el niño, se encontró con el tío del pequeño que lo sostenía a través de las rejas. “Tuve que llegar yo para tomar a Franco desde la parte superior de la baranda y así pude jalarlo hacia arriba hasta abrazarlo por completo”, mencionó.

Entre lágrimas llegó el alivio. “Como pude, le dije a Franco que no hiciera nunca más algo así. Yo estaba muy conmocionado”, puntualizó. Si bien Pablo y la familia de Franco comparten piso sus departamentos están ubicado en alas diferentes del edificio ubicado en la esquina de Pellegrini y COrrientes. “hablamos por teléfono con el papá del niño y quedamos en encontrarnos en las próximas horas”, adelantó Grana.

El episodio ocurrió el domingo por la tarde en momento en que el pequeño Franco estaba a cuidado de un tío. En un descuido fortuito, el nene logró alcanzar el balcón y se produjo el incidente.






Comentarios