Sabrina pudo conocer el Gigante de Arroyito junto a su hijo Tiago y recordó a su padre, fanático de la Academia.


A treinta años de la muerte de su padre, la hija de Alberto Olmedo visitó Rosario este fin de semana y logró cumplir un gran sueño al visitar por primera vez la cancha de Rosario Central, donde su padre es una de las figuras públicas más recordadas por su fanatismo canalla.

“No sé qué tiene Rosario, se lo inculqué a mi hijo y desde los 7 años que está fascinado. Ni siquiera lo vimos en el país”, manifestó la actriz radicada en Estados Unidos durante la recorrida que hicieron junto al pequeño Tiago y el resto de su familia.

Sabrina Olmedo cumplió el sueño de conocer la cancha de Rosario Central con su familia. (@carcoficial)

Luego de pisar el césped del Gigante de Arroyito y pasar por los vestuarios auriazules, la comediante se refirió a la relación con su papá a través de los colores azul y amarillo. En este sentido, recordó: “Amó siempre a Central y nos hablaba desde chiquitos. Siento que él también está acá y es una carga doble“.

“Me encanta que lo reconozcan y que lo quieran, está reflejado ese amor mutuo que se tenían“, reflexionó Sabrina Olmedo respecto del rol del “Negro” como uno de los ídolos de la Academia.

La artista de 47 años fue fruto de la relación entre el humorista y la actriz Tita Russ, la segunda esposa que tuvo el intérprete de “Capitán Piluso”. Al cabo de la actividad que organizó el último viernes el club, se mostró feliz de haber tenido la chance de tener acceso total al estadio. “La carga emotiva pasa por pensar que estuvo acá que y le encantaría estar aquí, le gustaba mucho y lo vivía con mucha pasión”, comentó.

Sabrina Olmedo cumplió el sueño de conocer la cancha de Rosario Central con su familia. (@carcoficial)

Sabrina Olmedo cumplió el sueño de conocer la cancha de Rosario Central con su familia. (@carcoficial)





Comentarios