Uno de los uniformados encañonó al chofer para ir hasta el lugar donde lo golpearon y le quitaron la recaudación.


La terrorífica noche que vivió un remisero a manos de dos presuntos policías corruptos pronto será ventilada en un juicio oral y público en el que la Fiscalía de Santa Fe pedirá una condena de 10 años de prisión para los uniformados por robo, amenazas y privación ilegítima de la libertad.

La actuación de los efectivos de la fuerza provincial fue motivo de una denuncia radicada hace más de cuatro años en la ciudad capital, donde la víctima fue interceptada mientras conducía un Renault 12 que fue requisado por los sospechosos.

“Uno de los imputados se subió al auto en la parte trasera, le apuntó a la cabeza con el arma reglamentaria, lo amenazó con matarlo si intentaba fugarse y lo obligó a que siguiera al móvil policial que era conducido por el otro”, recordó el fiscal Ezequiel Hernández durante la audiencia preliminar que se llevó a cabo este fin de semana.

Tanto el agente de 30 años identificado como DRM y su cómplice JAO (34) vestían el uniforme y circulaban a bordo del patrullero 5897 la noche del 4 de agosto de 2014. De acuerdo al relato del conductor, ambos lo obligaron a parar en Presidente Perón y Padre Catena para luego dirigirlo hacia Santiago del Estero y San José. Los representantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) destacaron al respecto que “todo el desplazamiento por las calles de la ciudad está filmado por las cámaras del 911 y por las de la municipalidad”.

Una vez que le ordenaron que se detuviera, los policías atacaron al remisero a puñetazos y patadas. De esta manera lo redujeron y se llevaron en el móvil oficial unos 2.100 pesos junto con un revólver calibre 22, un matafuego, un estéreo marca Sony.

El robo atribuido por Hernández y su colega Milagros Parodi fue considerado calificado tanto por el uso de arma de fuego como por el hecho de que ambos imputados forman parte de la fuerza santafesina. Este último dato también fue considerado un agravante a la hora de evaluar la figura de amenazas coactivas agravadas en concurso ideal.




Comentarios