Para evitar que las empresas de servicios públicos que los instalan en calles y veredas los dejen eternamente.


A partir de ahora los corralitos que habitualmente colocan las empresas de servicios públicos por reparaciones en la vía pública deberán tener un cartel que indique la fecha de inicio y la de final de obras.

Así lo definió el Concejo Municipal al aprobar un proyecto de Lisandro “Lichu” Zeno, quien se hizo eco de los constantes reclamos por obras de reparación en las calles y veredas de Rosario, y las seria demoras para finalizarlas y retirar los corralitos.

“Muchas veces las obras generan un corte parcial o total de una vereda, provocan atascamientos y demoras en el tránsito vehicular, y son riesgosas para conductores y peatones, más allá de que están señaladas con corralitos”, indicó el edil.

Por estas razones se estableció que las empresas que realicen obras que interfieran la normal circulación de peatones y vehículos, “deberán incluir obligatoriamente en los cercos o corralitos, un cartel con la especificación de la fecha de inicio de obra y el tiempo aproximado que demandará la conclusión de la misma”.




Comentarios