Hugo Marcucci sostuvo que un diputado que cambia su voto por presiones "no merece sentarse en una banca".


A poco del inicio del debate parlamentario sobre el régimen de interrupción del embarazo, el último diputado nacional santafesino en dar a conocer su posición aseguró que votará por la sanción del proyecto y señaló: “Decido acompañar la educacion sexual, la prevención, el cuidado y la no persecución penal de la mujer”.

“Mi posición siempre fue ésta, pero creí además que era mejor que hubiera un camino intermedio de consenso”, apuntó Hugo Marcucci a la hora de recordar que presentó “el único proyecto” sobre una consulta popular vinculante respecto de la reforma.

En vísperas del inicio de la sesión en la Cámara baja, el dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) descartó que “el resultado va a ser muy parejo” y añadió: “Hay mucha efervescencia, esto revive la democracia. Esperemos que haya sensatez, prudencia y paz”.

En cuanto a la alternativa planteada para dirimir la cuestión en las urnas, el legislador electo por Cambiemos opinó en un reportaje con LT8 que “era el mecanismo más idóneo para darle fuerza a la decisión” obre el aborto. “Una elección pareja va a generar dificultades para que el Senado tenga su sanción“, anticipó.

Respecto de las demoras para hacer pública su postura después de que se consolidara una mayoría de santafesinos en contra del proyecto, Marcucci afirmó: “No me escondo, son mis convicciones y siempre escucho. Un diputado que cambie su voto por presiones no merece sentarse en una banca“.

Por otra parte, el radical habló sobre la interna en el Frente Progresista por el rechazo de su correligionario Luis Contigiani al proyecto y la posterior renuncia a su monobloque. Si bien evitó críticas hacia su colega, admitió que “evidentemente había una contradicción” dentro de dicha fuerza y recordó: “Si había un partido que siempre fue consistente con esto, fue el socialismo“.




Comentarios