En una reunión con los dirigentes tatengues, los trabajadores acordaron un cuarto intermedio hasta el próximo jueves.


Los trabajadores de Unión de Santa Fe se reunieron este martes con los dirigentes tatengues debido a la deuda que el club mantiene con sus empleados. En el cónclave, resolvieron un cuarto intermedio hasta el próximo jueves.

Los trabajadores están de paro desde el viernes pasado reclamando que el pago de sueldos no se realiza en los tiempos que se deben.

En el encuentro, los directivos acudieron con una propuesta y tomaron la determinación que en el día de la fecha se abonen los haberes. Este miércoles el gremio va a analizar todos los sueldos que estén depositados y el jueves, en una nueva reunión, se dispondrá los días que se deben pagar.

Lo que quieren llegar a un acuerdo es un día límite en el mes para que no se atrasen con los haberes de los empleados y tratar de evitar las medidas de fuerza.




Comentarios