Lo detuvieron pensando que se llamaba Isaías López, dijo llamarse Lucas Castañares y en redes sociales figura como Roberto Saavedra.


Un delincuente santafesino que había sido detenido por una seguidilla de escruches entre el año pasado y 2018, llegó a la primera audiencia en Tribunales con tres identidades diferentes. El sábado se tendrá una segunda audiencia y todavía no se sabe quién es.

Al ladrón detenido en Gálvez, departamento San Jerónimo, le habían encontrado en la propiedad en donde residía una infinidad de electrodomésticos, inhibidores de señal, múltiples juegos de llaves y hasta dos handies que tenían sintonizada la frecuencia del Comando Radioeléctrico, según consignó Uno de Santa Fe.

Este jueves, cuando el encargado de la sala de los tribunales santafesino le preguntó cuál era su nombre, dijo que se llamaba Lucas Castañares y que su apodo era “Ale”. Sin embargo en el calendario de las audiencias figuraba como López (o Castañares) Isaías Oscar (o Lucas Alberto).

Esto generó sospechas acerca de su verdadera identidad. El muchacho dijo tener 30 años, ser oriundo de Gálvez y de profesión técnico electrónico, aunque nunca pudo precisar dónde estudió, ni tampoco quiénes eran sus padres.

No conforme con ello, el detenido se presentaba en las redes sociales bajo la identidad de “Roberto Saavedra”. Lo cierto es que sobre él mismo recaen todas las sospechas en torno a una serie de robos ocurridos en distintos períodos en aquella localidad del departamento San Jerónimo, desde julio de 2017 y mayo de este año.

El próximo sábado se definirá si el muchacho queda en prisión preventiva o transita en libertad el proceso.




Comentarios