El Concejo se prepara a aprobar una ampliación en las facultades de la intendenta por la inflación.


La comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal dio despacho este jueves a un proyecto para ampliar las facultades del Ejecutivo en torno al aumento del boleto de colectivos urbanos. Desde el peronismo afirmaron que la decisión es la antesala de un “boletazo a espaldas de los usuarios”.

El edil opositor Eduardo Toniolli fue uno de los que quedó afuera del inicio de la reunión en el anexo del Palacio Vasallo, donde sus colegas del Frente Progresista cuentan con quórum propio y aprobaron la iniciativa para bajar del 15 al 10 por ciento la brecha entre el valor del estudio de costos y el precio del pasaje.

Esta medida estará vigente hasta el 31 de diciembre, según indicó luego el ex secretario general Pablo Javkin, quien presidió el encuentro. “Ojalá tengamos un horizonte más previsible“, señaló sobre la expectativa de lo que pueda ocurrir en medio del proceso inflacionario.

El concejal oficialista sostuvo que la variación en la normativa “es pequeña” y “le pone más razonabilidad a las potestades” de la intendenta Mónica Fein. “Lo razonable sinceramente sería que quienes están vinculados al Gobierno nacional acompañen la situación que están generando”, aseguró con respecto al apoyo que cosecharía la reforma en el bloque del PRO.

A contramano de lo que habían pedido algunos representantes de la oposición, el socialismo y sus aliados impulsan una salida en la que el costo político de aplicar la suba no recaiga directamente sobre el Concejo. En un contexto en el que Rosario Bus, único privado del sistema, tuvo que apelar al descubierto bancario para pagar los sueldos de los choferes, el Ejecutivo deberá definir este mes cuánto achica la diferencia que previa a la devaluación superaba el 27%.




Comentarios