Con la participación de clubes sociales y deportivos se trabajará con los adolescentes para alejarlos de las drogas, el tabaco y alcohol.


El gobernador Miguel Lifschitz presentó este martes el programa provincial Abriendo el Juego cuyo objetivo es alejar a los jóvenes de las calles y las adicciones. El proyecto se implementará a través de los clubes sociales y deportivos de barrios de Rosario, Pérez, San José del Rincón, Santa Fe, Santo Tomé, Recreo y Villa Gobernador Gálvez.

Cuando hablamos de adicciones no solo hablamos de las drogas llamadas ilegales o prohibidas, si no también del alcohol o el tabaco, drogas más fáciles de conseguir porque hay venta libre. Este es un fenómeno que se ha instalado en muchas países del mundo y que nosotros tenemos que abordarlo desde su complejidad social y de salud, lógicamente, y también desde su carácter cultural”, explicó el mandatario provincial.

Presentación del programa provincial.

El programa es impulsado a través de la Agencia de Prevención de Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod) del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, conjuntamente con la secretaría de Desarrollo Deportivo del Ministerio de Desarrollo Social, en coordinación con los municipios y ya cuenta con 50 las instituciones adheridas en las localidades de Rosario, Pérez, San José del Rincón, Santa Fe, Santo Tomé, Recreo y Villa Gobernador Gálvez.

La iniciativa incluye tres encuentros: en el primero se establecerá una postura clara sobre los consumos de alcohol y drogas y se promoverá la importancia de los ámbitos deportivos y sus adultos como preventores; en el segundo se sensibilizará a través de una obra a cargo de “Caravana Teatro”, luego de la cual se dará lugar a los intercambios; y durante la última jornada se propondrá que cada club arme una estrategia de prevención con el acompañamiento del equipo de Abriendo el Juego.

“El Estado tiene que tener políticas, iniciativa y objetivos claros en este sentido. Y también es necesario abrir el juego, convocar a todos los sectores de la sociedad civil. Esta convocatoria es un compromiso común, con la idea de hacer un trabajo juntos y de poder evaluarlo, porque en esto nadie tiene recetas exitosas, vamos aprendiendo de nuestra experiencia”, agregó Lifschitz.

“Todos somos responsables de reducir los niveles de consumo y de evitar que esos niveles de consumo produzcan o afecten la salud y la vida social de las personas. Estoy gratamente impresionado de que, a la primera convocatoria, hayamos tenido tal nivel de respuesta de las instituciones deportivas“, culminó.






Comentarios