De noche, y en un lugar inaccesible para la policía y los bomberos, integrantes de un club de montañismo respondieron al pedido de ayuda, y concretaron la hazaña.


A las 23 del miércoles sonó el teléfono en el Club Andino Mercedario de la ciudad de San Juan. Un montañista rosarino, Duilio Javier Protti, había sufrido un grave accidente en el cerro Pachaco, ubicado en la zona precordillerana de San Juan, a unos 3.500 metros de altura. En un lugar inaccesible para la policía, Defensa Civil, bomberos, y hasta para el propio helicóptero de la Provincia, un grupo de 13 hombres salió a rescatarlo en plena noche. Y casi medio día después, cumplió con su cometido.

Protti, de 38 años, había decidido emprender la aventura de escalar el Pachaco junto a un compañero, Julio Campañaro. Ambos contaban con experiencia en la materia, y habían tomado la precaución de consultar precisamente a socios del Andino Mercedario acerca de lo que debían tener en cuenta para esta aventura.

Heroico rescate del montañista rosarino

La tarea no es sencilla, porque el cerro tiene una pared muy empinada, con muchos arbustos y rocas sumamente antiguas. Siguiendo los consejos, y con todo el equipamiento encima, comenzaron la subida. Sin embargo en un momento, Protti pisó un bloque de roca resquebrajado que se terminó partiendo. “Cayó, rebotó en una repisa (escalón), y terminó en una segunda”, indicó Sebastián Aguiar, encargado de planificar el rescate, en diálogo con Vía Rosario.

El fuerte golpe le provocó una seria lesión en la clavícula (sería una fractura) y otra en una pierna. Además de no poder moverse, el rosarino sufrió una preocupante hemorragia. Imposibilitado de seguir, Campañaro descendió en busca de ayuda. En el límite de El Palque Zonda y Calingasta, y a siete kilómetros de la ruta, logró avisarle al sereno de Techint, quien llamó al club.

Heroico rescate del montañista rosarino

“Los muchachos se estaban por acostar cuando sonó el teléfono, y definimos armar un equipo en el que también participó el Club Andino Barreal”, contó Aguiar y añadió que hubo mucho de fortuna porque justo estaban parando montañistas con gran experiencia en la zona.

“Ahí si no sos montañista, no podés subir. Y si no conocés el área, no llegás”, graficó. En plena noche, el grupo recorrió los 130 kilómetros que lo separaba de la base, trayecto que le llevó dos horas por lo sinuoso del camino. Después hubo que escalar hasta el lugar donde estaba la víctima, para lo que demoraron otras dos horas.

“Le hicieron primeros auxilios, lo prepararon en la camilla y alrededor de las 5 de la mañana comenzaron el descenso”, expresó. La bajada era peligrosa, mucho más de noche con una camilla en la que iba una persona muy dolorida. “Cada cierto tiempo rotaban quienes la llevaban porque es muy cansador”, comentó Aguiar.

Más adelante se sumó a la ayuda el Grupo Especial de Rescate y Acciones de Seguridad (Gera), y al mediodía llegaron a destino. Protti fue derivado al hospital Aldo Cantoni, donde se encuentra internado y fuera de peligro. Y entonces sí, los 200 socios del club Andino Mercedario, que hizo todo el operativo ad honorem, celebraron la hazaña.

(Fotografías: Club Andino Mercedario)




Comentarios