La menor de 16 años terminó en la comisaría tras hacer una broma en una escuela santafesina.


La policía aprehendió a una adolescente santafesina de 16 años, a quien acusan de ser la autora de una amenaza de bomba por vía telefónica. Le secuestraron el celular con el que habría hecho la llamada.

El procedimiento estuvo a cargo de la Unidad Regional I, la Policía de Investigaciones (PDI) y el centro de emergencias 911, que triangularon la información y determinaron que el llamado había procedido de una alumna de la escuela Nicolás Avellaneda en horario de clases.

La menor fue trasladada a la comisaría 5° y quedó a disposición del juez de Menores en turno, que resolverá su situación procesal, según consignó Uno de Santa Fe.

En ese establecimiento educativo son constantes las falsas amenazas de bomba, desde que se pusiera de moda esta lamentable práctica entre los alumnos.






Comentarios