Horacio Boix dijo que no descarta "un autoatentado" de parte del taxista amenazado e indicó que "es un delincuente".


Luego de la balacera contra la casa del ex tesorero del Sindicato de Peones de Taxis, Ricardo Vidal, y los mensajes intimidatorios contra el taxista Gustavo Beatriz, el secretario general del gremio, Horacio Boix, salió a defenderse y precisó que “no hay violencia” en el gremio que dirige. 

Consultado en LT8 por el ataque a balazos que sufrió el ex dirigente del gremio, Boix precisó que no tiene nada que ver “con la balacera contra la casa de Ricardo Vidal, con quien me solidarizo pese a las diferencias que tenemos”.

El dirigente gremial dijo que no descarta “un autoatentado” para generar repercusión con vistas a las elecciones que se realizarán en noviembre próximo en el sindicato. Además, el secretario gremial señaló que en el gremio “no hay violencia”.

Acerca de las amenazas contra Beatriz, Boix dijo que “nunca lo mandó a amenazar” y que lo que le sucedió al taxista “es por tarado”. Y añadió: “No me voy a poner a la altura de Gustavo Beatriz (denunciante), quien es un delincuente. No es la persona indicada para manejar un taxi”.

Sobre lo que sucede en la parada de taxis de la Terminal de Ómnibus, Boix precisó que “es histórico” pero que los hechos recientes le parece que “están armados, es un pase de factura al socialismo”.

Por último, al hablar de la denuncia que llevan adelante las concejales María Eugenia Schmuck y Fernanda Gigliani, quienes dijeron que “hay un grupo minoritario” de taxista que pretende “mantener sus privilegios contra la normativa” en la parada de la Terminal, Boix dijo: “De golpe salen dos concejales a hablar sobre la parada de la terminal. ¿Por qué no se ocuparon antes?”.






Comentarios