El Gobierno provincial mandó a romper la Ruta Provincial 94 para desalojar el agua que amenazaba a un barrio.


El cuerpo de Bomberos de la localidad de Teodelina, ubicada a 3 kilómetros del límite con la provincia de Buenos Aires, consignó este sábado un “saldo de aproximadamente 50 autoevacuados y dos personas evacuadas”.

Leonel Mena, jefe de Bomberos de Teodelina, afirmó que “la situación hídrica es bastante compleja, y la Junta de Defensa Civil se formó anoche, en conjunto con todas las fuerzas del pueblo, para empezar a trabajar” y “dar una respuesta a los barrios comprometidos”.

Al respecto, Mena informó a la agencia DyN que la Ruta Provincial 94 “tiene espejos de agua de los dos lados, y uno de ellos se fue involucrando dentro de un barrio”.

En conferencia de prensa, el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo, confirmó que el gobernador Miguel Lifschitz autorizó el corte de la traza y la rotura para “descomprimir” ante el ingreso del agua al barrio Progreso.

Si bien el funcionario manifestó que “la situación está controlada” luego de tres días de trabajo, también admitió que “los dispositivos de bombeo fueron insuficientes” para enfrentar el fenómeno y advirtió: “Todavía tenemos una masa hídrica importante”.

La crecida del agua en esa zona se sumó a la inundación que en los últimos días sufrió la localidad de Pergamino, en el norte bonaerense, donde quedaban algo más de cien familias evacuadas en centros asistenciales, mientras el gobierno nacional dispuso el envío de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y se comprometió a relocalizar a los pobladores damnificados.





Comentarios