Juan Milito, de la Unión de Almaceneros, dijo que la normativa fue de gran ayuda en un año con fuerte caída del consumo.


Mientras Coto, Jumbo y Carrefour tienen vía libre para volver a abrir los domingos, y los supermercados locales analizan hacer lo propio, los almaceneros son los que más lamentan el revés que sufrió la ley de descanso dominical. Es que la normativa les había permitido subir 30% las ventas esos días, en un año en el que el consumo cayó en picada.

“Los almacenes, verdulerías y carnicerías ubicados diez cuadras a la redonda de los supermercados estaban vendiendo un 30% más los domingos, gracias al descanso dominical”, dijo Juan Milito, titular de la Unión de Almaceneros de Rosario, y agregó que algunos comercios incluso habían logrado duplicar las ventas ese día.

“Fue una gran ayuda en un año muy duro, en el que soportamos los tarifazos y una caída general de las ventas del orden del 20% dentro de los bulevares, y del 30% fuera de ellos”, explicó en diálogo con LT3.

“Desgraciadamente la Justicia ahora falló en contra de la ley, y como también hizo con el tarifazo, se puso del lado de los más poderosos”, disparó el dirigente que dijo que desde su entidad apoyarán el reclamo de Empleados de Comercio, Provincia y Municipio para apelar la medida. “Esperemos que pueda revertirse en la Corte Suprema”, dijo.

Respecto a las ventas de fin de año, Milito resaltó que para Navidad estuvieron bien, pero para Año Nuevo cayeron mucho. “Esta semana fue la peor del año, recién este viernes repuntó un poco”, indicó.





Comentarios