El Concejo Municipal aprobó un pedido de informes para evaluar si los transportes reúnen las condiciones adecuadas. 


Crecieron las denuncias por la falta de condiciones de seguridad de las ambulancias que trasladan a personas con discapacidad. Ante esta situación, el Concejo Municipal aprobó un pedido de informes al respecto.

“Familiares de pacientes con discapacidad motriz han manifestado su preocupación, luego de haber observado que para el traslado ambulatorio de estos pacientes, muchos de los nosocomios de la ciudad realizan la operatoria mediante la contratación de servicios de ambulancias, transportando al paciente en su propia silla de rueda sin sujeción ni anclaje de ningún tipo”, indica el texto.

Se habla incluso de que los pacientes, “son literalmente cargados en su propia silla de ruedas sobre las ambulancias, en una operatoria manual ejecutada entre dos personas, dado que las unidades no cuentan con plataforma móvil para ascenso y descenso de sillas de ruedas”.

“Una vez cargado el paciente sobre su silla de ruedas, la ambulancia se pone en movimiento sin disponer previamente de ningún anclaje especial para la silla, todo lo cual expone al transportado a los riesgosos movimientos y vaivenes propio del tránsito”, continúa.

Ante esta situación, se encomienda al Departamento Ejecutivo para que en un plazo no mayor a quince días, “informe a este cuerpo sobre si los vehículos afectados al servicio de ambulancias que circulan en la ciudad se encuentran habilitados para el transporte de personas con discapacidad sobre sus propias sillas de ruedas y en tal caso bajo qué condiciones de seguridad”.

También se solicita que se informe si de los controles realizados en la vía pública, “han surgido en este sentido, contravenciones a la norma vigente”.




Comentarios