El ministro de Seguridad aseguró que el reciente megaoperativo en la ciudad apuntó a "terceras o cuartas líneas".


El ministro de Seguridad de Santa Fe Maximiliano Pullaro valoró positivamente los resultados de los 59 allanamientos realizados este jueves en Rosario a pedido de la Justicia federal y provincial, la mayoría de los cuales apuntó a desbaratar una organización narcocriminal vinculada a los hermanos Funes y la familia Ungaro.

“Hay una lógica criminal de estas bandas que tiene que ver con la crisis de grupos organizados que alguna vez tuvieron mucho poder“, opinó el funcionario respecto la situación actual en los barrios más conflictivos. De esta manera ponderó “las acciones que llevó adelante el Estado con la policía de la Provincia y fuerzas federales” y apuntó a “garantizar que siga bajando el delito” en las ciudades de la bota.

El ex diputado provincial recordó que en los últimos años lograron “detener a la mayoría de los integrantes” de las bandas más peligrosas y argumentó que actualmente quedan “terceras o cuartas líneas que se disputan lugares del crimen de forma muy violenta”.

Por otra parte, Pullaro aprovechó la conferencia de prensa para retomar el duelo discursivo con el Poder Judicial tras el asesinato de Ariel “Tubi” Segovia en la cárcel de Coronda. En este sentido, defendió la gestión del Servicio Penitenciario y aseguró: “Sabemos cómo cuidar la integridad de los detenidos y queremos que no se organicen y cometan delitos dentro. No es lo mismo tener a los Funes o a los Caminos juntos que separados”.




Comentarios