Una empleada municipal advirtió que una de ellas se había metido en la cocina para llevarse dinero y un pen drive.


Una chica de 14 años y su madre fueron demoradas por robo en el Centro Municipal de Distrito Sudoeste, adonde habían concurrido para presentar una denuncia por violencia de género.

Voceros de la Unidad Regional II reportaron que el caso trascendió este martes por la tarde, cuando una empleada de la repartición advirtió que una de ellas se había metido en la cocina y había sustraído elementos de una cartera.

Luego de dar aviso al personal de seguridad privada y a la policía, los custodios encontraron a las acusadas en un patio interno. Allí las requisaron y les secuestraron un pen drive Verbatim, además del dinero en efectivo que habían tomado del bolso. Ambas quedaron a disposición de la Justicia luego del procedimiento realizado en las instalaciones del complejo Emilia Bertolé.




Comentarios