Los grupos creados contenían mensajes alusivos a secuestros y reivindicaban a genocidas condenados.


Una extensa lista de dirigentes sociales, funcionarios judiciales, militantes de organizaciones de derechos humanos y hasta legisladores nacionales fueron víctimas de mensajes intimidatorios que la Justicia comenzará a investigar a partir de una denuncia ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Voceros judiciales informaron que este miércoles se esperaba la presentación a cargo de la abogada de Hijos Rosario, Nadia Schujman, respecto de la creación de numerosos grupos de Whatsapp en los que se publicaron mensajes referidos a secuestros y referencias a ex represores como Eduardo “Tucu” Costanzo, quien recientemente fue denunciado por violar la prisión domiciliaria que cumple por delitos de lesa humanidad.

Entre los números a revisar por parte de la Justicia aparece una línea telefónica con prefijo de Córdoba a la cual atribuyen buena parte de las “amenazas veladas” que recibieron tanto gremialistas como miembros del Congreso de la Nación y del Concejo Municipal.

Si bien los comentarios no aludían en particular a ninguna de las personas amenazadas, el común denominador en la actividad registrada mediante la aplicación móvil era incluir como destinatarios a activistas vinculados con la lucha por los derechos humanos como los integrantes del Espacio Juicio y Castigo.




Comentarios