Los gremios quieren seguir negociando con la comisión paritaria sin que el Ministerio de Trabajo imponga condiciones.


La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) anunció este lunes que aceptará la conciliación obligatoria pero pidieron que la discusión paritaria siga funcionando en el ámbito de la comisión designada porque temen que el Gobierno de Santa Fe aprovecha la situación para “imponer” su política salarial.

“No queremos que esto sea un mecanismo que dilate la negociación”, planteó el referente de los gremialistas, Claudio Leoni, quien además planteó que el Ejecutivo “no tiene garantía de imparcialidad para buscar un acuerdo entre las partes”.

El titular de Festram acusó a funcionarios del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado de extorsionar a dirigentes bajo la amenaza de dejar de brindar asistencia económica y financiera si se modifican las condiciones propuestas por las autoridades locales y provinciales. A su vez, remarcó que los delegados están facultados para tomar medidas de fuerza si no reciben una nueva propuesta en las próximas 48 horas.

Luego de ratificar su asistencia a la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo, Leoni remarcó durante un reportaje con Aire de Santa Fe: “Queremos que mientras permanezcamos en la discusión se active la cláusula gatillo porque por ley siguen vigentes las condiciones del convenio anterior”.




Comentarios