Claudio Blaser tuvo que anunciar su salida días atrás en medio de una pueblada en Casilda.


A menos de una semana de la pueblada que le costó el puesto al jefe de la Unidad Regional IV en el departamento Caseros, el Ministerio de Seguridad de la provincia puso en funciones este lunes al comisario Marcelo Albornoz como nuevo encargado de la fuerza en Casilda y la región.

El acto que se llevó a cabo en dependencias oficiales y contó con la presencia del director general de la fuerza, Marcelo Villanúa, quien estuvo acompañado por el intendente Juan José Sarasola y el secretario de Seguridad Pública Omar Pereira.

El enroque se completó poco después de la renuncia del comisario Claudio Blaser, quien el último miércoles protagonizó una escena inusual cuando salió a dar explicaciones ante una protesta por la inseguridad y terminó anunciando en plena conferencia de prensa que daba un paso al costado.

Ante los gritos de los casildenses pidiendo “que se vaya” el entonces jefe de la unidad regional, el subsecretario de Seguridad Pública Dardo Simil empezó su discurso con la promesa de tomar medidas al respecto en las horas siguientes, pero debió dar la noticia de inmediato ante la presión de los manifestantes.

A pesar del conflicto, Blaser seguirá trabajando en la policía y el Ejecutivo confirmó su designación como subjefe del Departamento de Operaciones D3. Albornoz, en tanto, se alejó de la conducción de la Unidad Regional VI en el departamento Constitución y fue reemplazado por Gustavo Daniel Navarrete.




Comentarios