Aseguraron que además le dispararon a uno de los muchachos una bala de goma y le cortaron el pelo.


Este sábado trascendió por las redes sociales la denuncia pública de una joven que daba cuenta de una agresión sufrida junto a sus amigos el viernes por la madrugada en las Cuatro Plazas.

“Estábamos con mí novio y cinco amigos sentados en uno de los banquitos tomando una gaseosa. Nos fuimos hasta el kiosco en moto, ahí nos empieza a seguir un móvil con las luces apagadas sin hacer ningún tipo de seña para que frenemos“, comenzó a relatar la chica en su cuenta de Facebook.

Según contó, su pareja la dejó junto a sus amigos y se fue. “Automáticamente lo empiezan a seguir dos patrulleros y aparece otro que viene a donde estábamos nosotros“, indicó.

Se baja una mujer y un hombre los dos armados, ella con una escopeta él con el arma reglamentaria apuntándonos. La mujer me agarra de los pelos gritándome ´hija de puta métete al auto, ahora vas a ver´ llevándome de los pelos al auto“, agregó.

En dicho momento la joven especificó que otro de los chicos que estaba en el lugar “quiso calmar las cosas y el policía lo apunto con el arma, le dio un culatazo“. “Ahí mí amigo quiso defenderse diciéndole que se la banque sin un arma, la mujer policía le tira en la pantorrilla un balazo de goma. Automáticamente llegaron 15 patrulleros agrediendo a los demás chicos, tirándolos al suelo y pegándoles culatazos en la espalda, insultándolos. A mí me agrediendo verbalmente desde adentro del patrullero”, explicó.

Su amigo habría tratado de escapar pero “lo agarraron, y le empezaron a pegar en la cara, patadas, piñas, culatazos, lo esposaron ,lo pusieron de espalda en el piso, y con un cuchillo le cortaron las rastas que tenia un largo que llevan hasta la cadera. Lo metieron en la caja de la chata inconsciente“.

La joven sostuvo que estuvieron desde las cuatro del viernes hasta las 20 esposados en una comisaría. “Me dejaron esposadas una silla en un pasillo, donde podía escuchar todo lo que decían, no sabían que poner en el acta, declararon que al chico que cargaron a trompadas se había caído y se engancho las rastas y ahí se le cortaron, que nosotros estábamos vendiendo droga en la plaza y por eso nos llevaron“, recordó.

La detención cesó cuando la defensora oficial Maricel Palais llamó al fiscal Fernando Dalmau, quien en ese momento intervino, según informó El Ciudadano.




Comentarios