Transportaba varias toneladas de ladrillo que quedaron en la calle. El tránsito se interrumpió en el lugar.


El chofer no salía de su asombro. Mientras manejaba por avenida Belgrano a la atura de la bajada de calle Tucumán se le partió literalmente el chasis de su camión.

El transporte, un viejo Mercedes Benz, estaba cargado con ladrillos y se presume que por el peso de los escombros, más las malas condiciones del vehículo sufrió el incidente en pleno mediodía en un sector muy transitado del bajo rosarino.

El camión quedó literalmente “partido al medio” en avenida Belgrano y Tucumán. (Captura de pantalla)

Como consecuencia del siniestro, la circulación en la colectora al sur de Belgrano fue interrumpida, y lo mismo sucedió con la última cuadra de calle Tucumán.

Hizo falta la llegada de una pala mecánica para iniciar la remoción de la carga que obstruía gran parte de la calzada.




Comentarios