El Ministerio de Salud de la provincia daría de baja a un equipo de 12 profesionales contratados en forma precaria.


Un grupo de 12 profesionales de la salud podría quedarse sin trabajo a partir de una resolución del Ministerio de Salud de la provincia sobre la atención médica a personas detenidas en cárceles y comisarías de Rosario, según informaron sus representantes en ATE.

“Nos notificaron que darían de baja el dispositivo. Son médicos, choferes y enfermeras contratados anualmente. Ya no sólo criticamos la precariedad laboral sino que ahora vemos que avanzarían un paso más“, explicó Sergio Sarkissian, referente del gremio.

El equipo interdisciplinario depende de la Subsecretaría de Emergencia y Traslado de la cartera que conduce Andrea Uboldi y fue implementado hace 4 años a partir de un convenio con el Ministerio de Seguridad de la provincia. El mismo fue creado para responder a un habeas corpus presentado por la Defensoría Regional de Rosario con el fin de garantizar la atención primaria a la población carcelaria.

Desde ATE señalaron que la medida es el paso previa a implementar un cambio en la forma de abordar la problemática. En este sentido, los profesionales daminificados recordaron que “las prestaciones de salud que reciben los internos no es óptima, ya que las mismas muchas veces quedan sujetas a las mismas reglas que rigen el sistema carcelario“.




Comentarios