Así se desprende de un relevamiento de Observatorio Social de Transporte sobre las grillas oficiales de los servicios de colectivos durante el verano.


El concejala del bloque PJ, Eduardo Toniolli, denunció que el Municipio “le permite resentir el servicio” a Rosario Bus, la única empresa privada que hoy opera el servicio de colectivos a nivel local. Dicho planteo se desprende de los resultados de un nuevo relevameinto que el edil encargó a través del Observatorio Social de Transporte.

Para fundamentar su postura, Toniolli se apalancó en la comparación de las grillas de servicios de los veranos 2017 y 2018. “En la grilla de la temporada estival de que el 10,5 por ciento de las unidades utilizadas por Rosario Bus son de piso bajo, es decir adaptadas para personas con movilidad restringida, cuando para el 2015 ya tendrían que haber llegado al 50 por ciento de la flota en esas condiciones”, indicó Toniolli.

El foco sobre Rosario Bus se posicionó también en la prestación de los recorridos en la noche. “De las 15 líneas que dejan de prestar servicios nocturnos entre 2 y 9 horas y media, la mayoría pertenecen al privado y dejan aislados a barrios enteros de noche”, postuló.

“Mientras la grilla establece claramente que las empresas deben prestar la misma cantidad de servicios los feriados nacionales que los domingos, la Municipalidad deja que el privado salga a la calle los feriados con la mitad de unidades, con el agravante de que el usuario solo se entera de esta decisión si entra a la página web de Rosario Bus, que parece autodeterminarse sin control estatal alguno”, agregó el edil.

Toniolli intentó dejar en claro que “este informe solo refiere a la información oficial, lo que dicen la normativa vigente y la grilla aprobada por el Ente”, y que “cuando el Observatorio salga a la calle a medir por primera vez en el año, seguramente se va a encontrar con los habituales incumplimientos”, añadió Toniolli.

Con respecto a las empresas estatales el concejal señaló como aspecto positivo que “de verano a verano aumentaron sus dotaciones, básicamente por la incorporación de la Línea Q de troles, y la suma de unidades en algunas líneas”, y como negativo que “esta mejora no alcanzó a las rondas o líneas de enlace” que –apuntó– “son raleadas durante todo el año en horarios nocturnos y fines de semana, y en temporada estival también en días hábiles en horarios pico, como si el servicio que cumplen no resultara primordial para muchos barrios”.






Comentarios