Un Chevrolet Prisma que cruzó en rojo, embistió a un Peugeot y derribó el aparato en pleno centro. Un Renault Scenic originó un caos en zona oeste.


Que los rosarinos manejan mal no es ninguna novedad y esto quedó demostrado en la accidentada tarde de este jueves, en la que se produjeron dos importantes choques.

Primero un Renault Scenic que frenó de golpe protagonizó un choque en cadena en Pellegrini y Liniers. Pegado a este auto venía una camioneta Chevrolet S10 que lo impactó de atrás y a su vez esta fue chocada por un Chevrolet Onix.

La calzada quedó reducida por varios minutos en la zona que va hacia el oeste.

Más tarde, un Chevrolet Prisma que venía a toda velocidad y cruzó en rojo, embistió a un Peugeot 206 y terminó derribando el semáforo de Corrientes y 9 de Julio. Ambos conductores resultaron heridos. 

(Fotografía: Pablo Soria)






Comentarios