La víctima comenzó a gritar desesperada y fueron los vecinos los que avisaron a la policía. Ocurrió en Carbia al 900.


Los vecinos que escucharon los gritos de la víctima, resultaron clave para dar aviso a la policía y así interceptar a la pareja de una mujer que estaba siendo atacada a puñaladas con un cuchillo de cocina.

El hecho ocurrió en Carbia al 900, en al zona oeste, este miércoles al mediodía y los agentes detuvieron a un hombre de 40 años, hallado in fraganti agrediendo a su pareja.

La mujer, de 34 años, presentaba lesiones de arma blanca en los miembros superiores, cuero cabelludo, cervical y hombros, quedando internada en observación en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).

Toda la escena fue vista por una niña de 5 años, hija de la pareja, que tras la irrupción policial fue resguardada. La menor no presentaba heridas.




Comentarios