Provocó serios destrozos e hirió a una persona que estaba en su interior. Intentó darse a la fuga pero fue detenido.


Un imprudente automovilista, que circulaba a altísima velocidad, no frenó a tiempo y terminó adentró de un negocio de zona oeste.

El descontrolado conductor de un Chevrolet Corsa gris iba por Río de Janeiro y dobló a fondo en bulevar Segui. Tan acelerado conducía que recién pudo frenar cuando embistió y destrozó un negocio que se encontraba pasando la esquina.

En su interior había una persona que resultó herida y fue llevada a un hospital para que le realicen placas. No conforme con su accionar, el conductor intentó darse a la fuga, pero fue retenido por vecinos que dieron aviso a la policía.

Vecinos de la zona denunciaron que en el último tiempo ya se han registrado tres casos similares.




Comentarios