Por su dura crisis económica, el Canalla quiere ahorrarse la plata de abrir el Gigante de Arroyito. Pero su estadio muletto no brinda las mejores comodidades.


Debido a su dura crisis económica, Central quiere jugar como local en predio de Arroyo Seco con el fin de ahorrarse una buena suma de dinero. Sin embargo hay dudas respecto a su habilitación.

Cabe recordar que este estadio inicialmente albergó al club Real Arroyo Seco y hasta 2006 estaba habilitado para partidos oficiales. Sin embargo desde entonces muchas reglamentaciones y exigencias cambiaron, y no se produjo ninguna refacción.

El periodista Carlos Durhand destacó que, por ejemplo, este predio carece de sala de antidoping, y no brinda las mejores comodidades para la TV, por eso, a menos que se haga una inversión urgente, consideró difícil que lo habiliten para partidos de AFA.

Mientras tanto Central avanza con una movida en redes sociales, resaltando el hecho de contar con dos estadios. Por su parte, el vicepresidente de Newell’s, Cristian D’Amico, criticó a la dirigencia canalla por elegir una cancha de segundo orden para la vuelta al fútbol. “Me cuesta creer que quieran jugar en un predio”, disparó.

“Por respeto a la TV, a los periodistas y a la gente, Newell’s va a jugar en el Coloso. Si queremos vender el producto afuera, tenemos que estar a la altura. No podemos caer bajo para ahorrar unos pesos”, manifestó y agregó que abrir el estadio para jugar sin público cuesta $1 millón.

Por otro lado, el plantel canalla se sometió este sábado a los testeos preventivos mediante hisopado, antes de volver a los entrenamientos el próximo martes.




Comentarios