No podían regresar pese a tener un pasaje comprado que no les reconocieron.


Aunque tienen que pasar 14 días sin salir, encontrarse en la seguridad del hogar es una realidad totalmente distinta de lo que tuvieron que atravesar durante casi dos meses en Tailandia. Nicolás Lloret y Juan José Duarte son rosarinos y hace pocas horas regresaron a su casa tras una verdadera odisea plagada de angustia, en al que además aseguran que gastaron una fortuna.

La suma de todo lo que desembolsaron 52 días en Bangkok sirve para graficar lo que tienen que atravesar miles de argentinos que siguen en el exterior por una extensión forzada de vacaciones que hicieron en muchos casos ahorrando cada peso.

Cada uno tuvo que desembolsar 2.100 dólares si sumamos el alojamiento, traslados, comida y el vuelo de regreso”, indicó Nicolás en contacto con Vía Rosario. Ambos tenían pasaje comprado por la compañía Ethiopian Airlines para regresar el 30 de marzo pero nunca pudieron subir al avión por las restricciones al ingreso que para ese momento había instrumentado el país.

Si hoy tuvieran que comprar los dólares en el mercado paralelo -por el cepo que solo limita la adquisición de 200 dólares mensuales de forma oficial- el costo por estar varados en Tailandia supera los 250 mil pesos per cápita.

“Gastamos más de lo que usamos durante los días que estuvimos de vacaciones“, añadió Lloret.

El caso de Nicolás y Juan José fue noticia ya que denunciaron desamparo total de la embajada de Argentina en la capital tailandesa. No podían volver ya que Cancillería no permitía su ingreso al país pese a que la línea aérea les permitía cambiar sus tickets.

“El pasaje de vuelta finalmente lo tuvimos que pagar ya que fue considerado vuelo de repatriación y la empresa nos reconoció 400 dólares. Nos terminó costado 1.200 a cada uno”, puntualizó Nicolás.




Comentarios