Un violentísimo hombre fue imputado por violar cinco veces una restricción de acercamiento a su ex pareja. Recibió prisión preventiva.


Un hombre de 46 años recibió prisión preventiva efectiva por desobedecer cinco veces a una orden judicial, violar el domicilio de su ex pareja, provocarle lesiones y amenazarla. En una ocasión, le pegó una patada en el estómago a la víctima que le provocó serias lesiones.

En la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal se llevó adelante en la que el fiscal de Flagrancia, César Cabrera, imputó a L.I.T. de 46 años por una enorme cantidad de hechos sumamente violentos que protagonizó.

El primero de ellos ocurrió el 6 de diciembre de 2018 cerca de las 9:50 en Córdoba y Donado, cuando este sujeto abordó a su ex pareja a salida de un cajero automático y le exigió dinero. Al negarse a entregárselo, le manifestó que iría a su domicilio. Momentos más tarde el imputado se apersonó en el domicilio de la víctima incumpliendo así una prohibición de acercamiento y cese de hostigamiento dictada por el Tribunal colegiado de Familia en septiembre de 2017. Lo detuvieron.

El 14 de febrero de 2019 a las 2 de la madrugada en Matheu al 3500, el imputado volvió a incumplir la orden de restricción, se presentó al domicilio de la víctima y tras una discusión, le propinó una patada en el estomago que le ocasionó una equimosis en región epigástrica.

El tercer hecho ocurrió el 19 de febrero de 2019 a las 11 en la misma dirección. Ese día el violentísimo hombre apareció con un trozo de metal en mano en la casa de la mujer y le profirió frases amenazantes. La victima logró encerrarse en el baño comunicándose con personal policial que logró detenerlo.

Violencia de género: se reciben 20 llamadas diarias al teléfono verde (Municipalidad de Rosario)

Reapareció el 26 de noviembre a las 19:30, cuando accedió sin autorización al domicilio de su ex pareja forzando la puerta. En ese momento la víctima se encontraba con su hija, y al percatarse de la situación, se encerró en una habitación y llamó al 911.

No conforme con ello, reapareció tres días más tarde alrededor de las 18:30 también en Matheu al 3500, violando nuevamente la orden de restricción. El juez de Primera Instancia, Nicolás Foppiani, lo imputó por las reiteradas violaciones a la orden de restricción, Lesiones leves dolosas agravadas por violencia de género, Amenazas simples y Violación de domicilio. Recibió prisión preventiva efectiva.




Comentarios