En el caso intervino la Brigada de Explosivos. Además incautaron 20 detonadores pirotécnicos.


Un bolso que arrojó un hombre que huyó para no ser interceptado por Gendarmería permitió encontrar tres granadas en su interior.

Fue a las 10.30 de la mañana de este domingo que personal de Gendarmería dio aviso a la Brigada de Explosivos de la Unidad Regional II para que analizara el contenido del bolso hallado en inmediaciones de calle Flor de Nácar y Platón.

El personal de la Policía provincial examinó el bolso y constató que dentro había tres granadas de mano, marca FMK, con palanca de seguridad, chaveta de extracción, tapón roscado, resorte, sin tren de fuego y carga a verificar.

Además, incautaron 20 detonadores pirotécnicos y dos trozos de mecha de combustión lenta de 70 y 90cm. En el operativo de incautación intervino personal de la Comisaría 21°.




Comentarios