La mujer escapó de la casa en mayo en un descuido de su captor. La obligaba a raparse y a usar ropa de hombre.


Este martes se concretó la audiencia preliminar del caso de privasión ilégitima de la libertad  abuso sexual contra Oscar R., acusado de retener durante 22 años en su casa a su pareja y violarla, un hecho digno d eun film de toerror que se conoció en mayo cuando la víctima logró escapar en un descuido de su captor.

La fiscal Luciana Valarella de la Oficina de Violencia de Género le pidió al juez la pena de 18 años de prisión efectiva y además solicitó la prórroga de la prisión preventiva por el plazo de ley.

Por su parte el juez de Primera Instancia, Juan Donnola, resolvió tener por ofrecidas las pruebas de las partes para rendir en el juicio, admitió la acusación formulada por la Fiscalía y la prórroga de prisión preventiva efectiva hasta la realización del juicio que todavía no tiene fecha de inicio confirmada.

Santiago al 3500, donde una mujer estuvo cautiva por 22 años (Héctor Rio)

El caso alcanzó repercusuón nacional cuando la victima, de 43 años, pudo alcanzar la calle cuando su captor, que además era su pareja, estaba en el baño. El imputado fue detenido por personal policial el 29 de mayo pasado en el domicilio de calle Santiago al 3500 donde pasaba sus días con la mujer.

En el marco de la investigación se conocieron detalles escalofriantes de los días de cautiviero de la mujer. Se supo que Oscar R. la obligaba a usar ropa de hombre y le rapaba el pelo en las contadas ocasiones en que la dejaba salir a calle siempre bajo su custodia.

Cuando pudo escapar la víctima tomó un taxi y pudo denunciar lo sucedido.




Comentarios