El ministro de Seguridad de Santa Fe Maximiliano Pullaro elogió este jueves "la decisión y coraje de los fiscales" que pidieron el arresto de jefes policiales vinculados a Esteban Lindor Alvarado, cuyo abogado también quedó detenido por la mañana.

"Había información y pasaron años sin avances en la Justicia federal y provincial", apuntó el funcionario sobre los antecedentes del ladrón de autos cuya primera indagatoria por narcotráfico finalmente se suspendió en medio de los 20 allanamientos que se iniciaron antes del amanecer.

El diputado provincial electo ratificó así la buena sintonía con Marcelo Sain, quien se había pronunciado en los mismos términos días atrás sobre el caso de uno de los principales sospechosos vinculados al negocio de la droga en la ciudad y la región. Ambos se reunieron en la capital este miércoles y abonaron así la hipótesis de que el ex titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) puede sucederlo al frente de la cartera una vez que asuma Omar Perotti.

Pullaro reiteró la importancia del secuestro y desbloqueo del celular de Alvarado cuando lo encontraron en Córdoba. Al respecto enfatizó: "Sabíamos que se podía llegar hasta el hueso, se abría la caja de Pandora, pero sería imposible sin la tarea de la conducción del OI".