En ese momento el capitán leproso jugaba en el Atlético de Madrid, y apeló a una curiosa estrategia para neutralizar los colores canallas.


Se cumplieron 20 años del debut de Maxi Rodríguez en Primera, y la Fiera lo celebró contando algunas anécdotas imperdibles para los leprosos.

En diálogo con ESPN, Maxi puso al campeonato ganado en 2013 con Newell’s y el agónico gol en el Clásico ante Central como dos de sus momentos cumbre de su carrera. “Ese equipo del Tata jugaba increíble, tenía gran técnica, y salía convencido de que ganaba en cualquier cancha”, dijo respecto al elenco que campeonó de la mano de Gerardo Martino.

Y sobre el tanto ante el Canalla, lo consideró como el gol “que todo hincha quiere hacer”, por cómo se dio. “Sobre la hora, en cancha del rival, habiéndola pasado muy mal en el primer tiempo. Osella me pedía que la jugara corta pero yo busqué una cabeza, y el Gato me la terminó devolviendo. Pateé y escuché la red”, relató.

Pero Maxi también se hizo tiempo para relatar historias menos conocidas, como cuando estaba en el Espanyol pero seguía pendiente del Newell’s de 2004 que terminó saliendo campeón con el Tolo Gallego. “Mientras jugaba, le pedía a un periodista que me dijera cómo iba Ñuls. Me llevaba a todos lados una camiseta leprosa”, relató.

También contó la vez que, ya en el Atlético Madrid, tuvo que jugar con una camiseta alternativa azul y amarilla, los colores que menos le gustan. “Yo le decía al utiliero que con esa camiseta no juagaba. Al final lo hice, pero con una remera de Newell’s debajo”, dijo entre risas.




Comentarios