La diputada electa volvió a despegarse de las declaraciones de la asesora legal de la familia Del Boca.


Amalia Granata volvió a aparecer públicamente para referirse a la acusación realizada contra ella por parte de Rachel Holway, la asesora legal de la familia Del Boca. La diputada electa opinó que las declaraciones de la letrada buscan que ella no asuma como legisladora y que están vinculadas a “un tema ideológico”.

“Es un tema tan delicado y tan aberrante. Esta mujer de la nada, no la conozco, no la vi en mi vida. El lunes salió en un programa acusándome de un delito como el abuso infantil, dando a entender que yo estoy imputada , diciendo que yo soy partícipe”, precisó indignada la panelista.

Granata confirmó que luego de conocerse las acusaciones públicas ella decidió realizar una presentación en la Justicia. “Me atendió el fiscal e hice una denuncia por calumnias e injurias”.

Consultada sobre el propósito de las declaraciones, la diputada electa opinó: “Quiere que por inhabilidad moral no me dejen asumir”. Y agregó que luego de los dichos de la abogada, se puso a disposición de la Justicia. “Que llamen a mis ex parejas a declarar, no tengo problema”, dijo.

La panelista manifestó que este episodio le “dolió”. “Hace más de 15 años que trabajo en los medios”. Y luego disparó contra Holway: ” A esta mujer la van a citar a indagatoria y va a tener que presentar pruebas”.

Y a continuación enumeró una serie de denuncias públicas de la asesora legal. “En 2018 lo acusó a Macri, a Larreta y a Aguada de pedofilia, a Vidal de repartir pornografía infantil”.

Por último, mencionó que integrantes de varios partidos políticos se comunicaron con ella. “Gente de Cambiemos se han solidarizado conmigo. También de otras fuerzas porque la política tiene códigos más allá de las diferencias ideológicas”.




Comentarios