El sindicalista que se encuentra imputado por una multimillonaria defraudación y lavado de dinero cumple el proceso en su casa porque supuestamente tiene problemas de salud.


En el marco de la investigación por una multimillonaria defraudación y lavado de dinero, el sindicalista Herme Juárez recibió prisión domiciliaria presuntamente por su delicado estado de salud. Sin embargo en los últimos días no se lo vio muy afectado. Es más, aprovechó para ponerse a tomar sol en el balcón de su mansión.

“A Juárez se lo ve muy bien de salud y cordial con los vecinos de su barrio sanlorencino, con los cuales dialoga desde el balcón de su hogar y da explicaciones de lo que le ocurrió hace tiempo atrás”, publicó el sitio Medios Red junto a una curiosa imagen del líder del gremio portuario en cuero.

Cabe recordar que había permanecido más de un mes detenido en la cárcel de Ezeiza, pero la Justicia le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria que cumple en su fastuosa casa en San Lorenzo.

Herme Juárez disfruta de la prisión domiciliaria tomando sol en el balcón de su mansión (Medios Red)

El jefe del Sindicato Unido Portuarios Argentinos (SUPA) está imputado como organizador de una asociación ilícita y fue acusado formalmente por los delitos de administración fraudulenta, coacción agravada y lavado de activos. También se le trabó un embargo en su contra es de 500 millones de pesos.

El congelamiento de las cuentas de la cooperativa derivó en inconvenientes a la hora de pagar a proveedores como es el caso de la firma DZ Seguridad, lo que generó una serie de medidas de fuerza de parte de sus trabajadores.




Comentarios