Se trata de empleados externos contratados por la comuna, quienes son permanentemente agredidos por estatales de paro.


Se agrava el conflicto en Maciel, donde el presidente comunal recortó al menos 15 puestos laborales para achicar el déficit mensual de un millón de pesos. Por un paro gremial, se debió contratar un servicio externo de recolección de residuos, cuyos empleados deben trabajar custodiados por la policía la permanente agresión de los estatales.

La Asociación de Trabajadores Municipales (Adetram) respondió con una brutal medida de fuerza, quitando todo tipo de prestación de servicios al recorte realizado por el interventor y presidente comunal electo, Jorge Marucco.

Como la basura empezó a acumularse, el mandatario contrató un servicio externo, pero los huelguistas reaccionaron violentamente, atacando a estos trabajadores y arrojando kilos de basura en la puerta del palacio comunal, según publicó SL24.

A partir de entonces, los recolectores externos salen a trabajar custodiados para evitar incidentes. Los vecinos reprocharon la deplorable actitud sindical y cuestionaron que deban destinarse agentes a esta tarea y no a patrullar las calles de Maciel, como debería ser.

Por su parte Marucco ratificó que no dará marcha atrás con la rescisión de los contratos. “Acá hay un déficit de $1 millón mensuales y la Provincia no va a poner más un solo mango”, explicó.




Comentarios