El absoluto descontrol de los ocupas de un inmueble de San Martín al 1600 parece no tener fin. Ahora demoraron a ocho.


No conformes con usurpar una pensión de San Martín al 1600, ocho intrusos invadieron la pileta de un edificio lindero y chapotearon en el agua. Fueron detenidos tras la denuncia de una vecina de la zona. Ya habían robado bicicletas.

El inmueble usurpado ya tiene infinidad de denuncias, decenas de intervenciones policiales y de la Secretaría de Control, y ninguna solución. Además de usurpadores, llegó a contener kilos de basura, y es el escenario de permanentes peleas.

Pese a todo, un grupo de delincuentes que se apropió del espacio, decidió hacer lo mismo con un edificio lindero, al que frecuentemente atacaban arrojando objetos y hasta orinando. Lo cierto es que esta vez directamente saltaron el tapial y se zambulleron en la pileta.

Una vecina los filmó, se radicó una denuncia en el Ministerio Público de Acusación (MPA) y se realizó un operativo policial por el que se terminó demorando a estas ocho personas, a las que además se acusa de haber robado bicicletas.

Con los numerosos antecedentes en el mismo caso, se teme que estos delincuentes pronto queden libres para seguir cometiendo desmanes, como siempre lo hicieron.




Comentarios