Las autoridades iniciaron un sumario ante los indicios de que los ladrones tenían información interna.


La Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez abrió una investigación interna por el robo de drogas de la Secretaría de Salud y Ambiente. El intendente Alberto Ricci deslizó este jueves que los productos de uso veterinario pueden ser revendidos o bien utilizados como estupefacientes.

El dirigente socialista no ocultó su preocupación al dar a conocer el faltante de 191 frascos de ketamina en las dependencias ubicadas sobre Juan Domingo Perón al 1600. “Estaban las cajas vacías, eso es lo doloroso”, comentó sobre la maniobra para disimular la sustracción.

El titular del Ejecutivo estimó que el valor oficial del cargamento ronda los 90 mil pesos y puede comercializarse en el mercado ilegal. A su vez, no descartaba que se destinara a proveer a consumidores de drogas a partir de los efectos que produce en humanos.

Ricci confirmó que la ketamina es empleada habitualmente por el personal a cargo de sanidad animal. Así como se emplea en el puesto fijo y el quirófano móvil, también el anestésico también se aplica como parte de las tareas que realizan en la granja del Parque Regional Sur.

En diálogo con Radio 2, el intendente villagalvense estimó que el robo tuvo lugar hace 10 días. Dada la falta de indicios de que los ladrones hayan actuado al voleo, una de las hipótesis es que los ladrones tenían información precisa sobre la actividad en la secretaría y el lugar donde guardaban la droga.




Comentarios