El mayor impacto se observa en materia alimentaria y de salud.


Tras conocerse este lunes la última medición del índice de pobreza elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec), desde la Municipalidad señalaron que creció un 36% la asistencia a familias vulnerables durante el 2019.

“La intendenta nos pidió sostener lo que venimos haciendo con las organizaciones sociales y comedores y después poder ir viendo cómo hacemos con el aumento respecto a la demanda“,  explicó la secretaría de Desarrollo Social, Laura Capilla.

Se duplicó la ayuda social a familias vulnerables y en lo que va del 2019 el incremento representa un 36 % de familias que antes no necesitaban de la asistencia del Estado“, agregó.

La funcionaria reveló que “la población más asistida se encuentra en la franja etaria de los 19 a los 40 años” y que “muchos manifiestan que están empezando a pasar hambre”.

Durante este año Salud Pública realizó un millón de consultas en sus más de 50 efectores que atienden a la población de todos los distritos.  En este sentido, el titular del área, Leonardo Caruana, resaltó que “entre enero y agosto de 2019, se recibieron casi 32 mil nuevos pacientes los que se suman a los 40 mil que se habían incorporado al sistema de Centros de Salud durante el 2018”.

“El incremento se refleja además en las consultas que pasaron de 880 mil en los primeros ocho meses de 2017 a superar el millón en el mismo período de este año, con mucha población de clase media que se incorpora. Pero además se registra un aumento significativo en la demanda de medicamentos para pacientes crónicos y cuadros de malnutrición”, apuntó.




Comentarios