El presidente del directorio descartó despidos. La empresa sostiene que el problema es "estrictamente de liquidez".


Luego de suspender sus operaciones y pagos la semana pasada, la corredora de cereales BLD anunció un plan de capitalización para sus acreedores. Así la firma salió este lunes al cruce de los rumores sobre despidos y venta de algunas de sus unidades negocios. No obstante, admitió el golpe de la crisis y el cambio de política financiera a nivel nacional.

El problema en este momento es estrictamente de liquidez. La empresa es solvente, donde el valor de sus activos es superior al de sus pasivos”, manifestaron los responsables de la compañía a través de un comunicado. En paralelo, el presidente del directorio, Fabio Bini, descartó recortes de personal ante la incertidumbre que cunde desde el jueves.

La cerealera decidió apelar a un acuerdo preventivo extrajudicial con quienes deben cobrar. La estrategia consiste en aumentar el capital de la sociedad anónima en 6.000 millones de pesos de acciones preferidas. Quienes ya tenían inversiones en ese sentido conservarán el 15% del total de títulos.

En busca de calmar las aguas luego de un fin de semana de arduas negociaciones, BLD confirmó públicamente que las acciones podrán venderse en el caso de aquellos que necesiten fondos a corto plazo. No obstante, presentaron la propuesta como una apuesta de tenencia a mediano plazo o bien como una puerta para participar en “una compañía capitalizada”.

La empresa subrayó su “voluntad de honrar las deudas” ante un frente interno convulsionado tras la cancelación del proyecto que impulsó con capital propio para la producción porcina. Según argumentaron a la hora de suspender sus operaciones, la multinacional Glencore Agriculture decidió bajarse como socia de Lartirigoyen, el actor con el que se había asociado la firma rosarina para armar una granja en Noetinger, Córdoba.




Comentarios