Ocurrió en la madrugada del sábado en el kilómetro 299 de la traza, en un sector sin iluminación.


La Autopista Rosario – Córdoba parece ser tierra de nadie. A diario se suceden los ataques a automovilistas con piedrazos y objetos en la traza con el fin de obligarlos a frenar para robarles. Y esta vez la cosa pasó a mayores porque golpearon ferozmente a un conductor.

El hecho ocurrió en la madrugada de este sábado, en el kilómetro 299 de la traza. Pablo C. conducía un Citröen cuando pinchó una rueda y debió parar en la banquina para cambiarla, justo en un sector en el que no hay iluminación.

Al bajar del vehículo, recibió un fuerte golpe en la cabeza por parte de delincuentes que le robaron todas sus pertenencias. Policial Vial intervino en el caso pero los ladrones, como casi siempre, lograron huir.




Comentarios