Una densa cortina de polvillo afectó a numerosos vecinos de Puerto General San Martín.


Una densa cortina de polvillo afectó a numerosos vecinos de Puerto General San Martín, sobre todo los linderos a la terminal portuaria de la cerealera Bunge. Es por eso que el intendente Carlos De Grandis formalizó una denuncia ante el Ministerio de Medio Ambiente provincial.

“Yo privilegio el diálogo, como en otras épocas cuando entonces la empresa estaba comandada por gente que ya no está; hoy no sabemos quienes son sus gerentes, pues no se han presentado como tales. Ahora, si ellos no quieren hacerlo por las buenas, actuaremos con los tapones de punta, que a nadie le queden dudas”, el mandatario a FM 93.5 de Puerto San Martín, y consignó SL24.

De Grandis señaló que esta empresa es una de las que menos inversiones en contención de polución ambiental ha realizado en toda la región, situación que se agrava teniendo en cuenta que su predio se desarrolló al lado de viviendas. “Acá deberán hacer inversiones, las que sean necesarias, pero ya”, concluyó De Grandis.

De acuerdo al testimonio de vecinos, durante toda la semana pasada sufrieron este humo que podría ser contaminante, y que ya los afectó en anteriores ocasiones.




Comentarios